Peregrinación de Luz del Día, por Juan Bautista Alberdi

Tercera parte

XXII

Escollos de la libertad en Sud-América

"He citado las condiciones de la libertad. Voy a enumerar sus principales escollos en Sud-América.

"1° El primero es la 'gloria'. La gloria por excelencia en Sud-América es la gloria militar. Sus más grandes hombres, sus más grandes nombres y celebridades, son todos militares y guerreros. El origen de esta esterilidad, es el siguiente: Con motivo de que la guerra la dio todas sus glorias pasadas, a la guerra, naturalmente, se piden todas sus glorias modernas y venideras; y como su libertad exterior o internacional debió su origen visible a la 'Guerra de la Independencia', las glorias de la guerra se han confundido con las glorias de la libertad.

"Lo único que Sud-América ha olvidado, es distinguir la guerra del país contra el extranjero de la guerra del país contra sí mismo; la guerra que da el ser al país de la guerra que le da muerte; la gloria de vencer al extranjero de la gloria de vencer al compatriota; la gloria de reivindicar su poder propio a un dominador de fuera de la gloria de quitarlo al propio pueblo.

"Después de la gloria mal entendida, el principal obstáculo de la libertad en Sud-América es:

"2° La 'ignorancia'. La ignorancia del gobierno de sí mismo en el pueblo que obedece, y la ignorancia del trabajo industrial en el pueblo que gobierna. La guerra es la cultura de estas 'dos ignorancias', bajo el pretexto prestigioso de la gloria. La ignorancia del trabajo hace vivir sin trabajar. ¿De qué modo? De las rentas del Estado. ¿Robadas a mano armada? Nada de eso: recibidas como salarios de servicios impuestos por los medios de coacción de que el gobierno dispone. Llámase servir al país el servirse del país para vivir. De este modo, tener parte en el gobierno, es no solamente tener libertad, sino también tener pan. El que vive de la patria no puede dejar de amar a la patria como a su vida misma. El que come de la libertad, no puede dejar de amar a su libertad como a su pan de cada día. Desde que patria y libertad quieren decir 'pan sin gran trabajo', los patriotas y liberales se volverán naturalmente toda la población del Estado.

"3° 'La historia', o el pasado colonial, que ha dado a Sud-América la complexión, que no se cambia por constituciones escritas. En efecto: deshacer esta manera de ser de Sud-América, es deshacer su historia, que es en gran parte la historia de España. Desde que la madre que nos dio el ser y molde arruinó y olvidó su propia industria y comercio, para correr tras la conquista y las minas de plata trabajadas por los vencidos, ya no vivió sino de la gloria, y del patriotismo industrial, como la Roma de otra edad. Entonces dio principio nuestra educación, en esa nueva industria que ha crecido, como todas, con la independencia. España dio los empleos de su gobierno en esta América a los favoritos del rey, para dejarles ocasión de hacer fortuna. Con el virrey, la ganaban todos los favoritos del rey y del virrey, por medio del gobierno. Esa fue una de las causas invocadas para la independencia de la América así explotada por un pueblo de la Europa.

"Pero los libertadores de Sud-América no pudieron deshacer la obra de la historia, es decir, la educación y el mal que ellos mismos habían recibido en herencia del pasado; y como la historia coincidió con el confortable en este punto, ellos mismos vivieron a menudo de lo que hizo vivir a los virreyes. Virreyes de la patria independiente y soberana, vivieron e hicieron vivir a los suyos de la industria de las 'guerras gloriosas' y del 'patriotismo liberal', al revés de la América del Norte, que vivió de la agricultura, de la industria fabril y del comercio, como su madre patria, de quien recibió en herencia esa educación prosaica del trabajo, la única que sirve a la libertad."

Portada
Índice
Siguiente »
Biblioteca Oratlas