Peregrinación de Luz del Día, por Juan Bautista Alberdi

Primera parte

XII

Los recursos de Tartufo en América

-En resumidas cuentas -pregunta Luz del Día- ¿cuáles son los medios capitales de que Tartufo se ha servido para obtener todo lo que posee y lo que espera poseer todavía, en influencia, en bienes, en poder y prestigio? (porque yo espero que no esté todavía en su zenit.)

-Ciertamente que no; yo estoy seguro de que acabaré por ser el jefe supremo de mi país.

"Mis medios favoritos, son sociales, no políticos. Yo creo que puedo revelarlos cándidamente a Luz del Día, porque no temo que se apodere de ellos; no son de su gusto, ni sabría manejarlos. Es preciso nacer o educarse para ello; ysobre todo es preciso evitar con cuidado los caminos derechos que tanto gustan a Luz del Día."

-En fin: ¿cuáles son? -preguntó ella.

-Son dos principalmente -responde Tartufo: la "propiedad" y la "familia"; pero entendidas de un modo aparte, no como todo el mundo los toma.

"Cuando digo la 'propiedad', hablo del 'egoísmo', que es la fuerza locomotora de cada hombre. Todo hombre me sirve de instrumento desde que puedo darle participación en el provecho de un negocio tenido en mira. La participación, la cooperación, he aquí el medio simple y grande a la vez de mi buen éxito."

-Pero es el que emplean los pulperos, los carniceros, los verduleros para robar a los amos y patrones, por sus criados encargados de comprar los abastos: consiste todo en corromper al criado dándole parte del precio mentido y convencional que entre vendedor y comprador hacen pagar al dueño de casa, para repartirse la diferencia del precio verdadero -observa Luz del Día.

-No importa -dice Tartufo-; las grandes ideas son siempre simples. La válvula, ¿no fue inventada por un niño? La diplomacia ha nacido en los mercados y en las cloacas... No hay adquisiciones más seguras y fáciles que aquellas que se hacen por la cooperación de las personas depositarias de la confianza ciega de un propietario o capitalista acaudalado.

-Lo cual es simplemente el soborno y el robo por corrupción y abuso de confianza -dice Luz del Día.

-Es por eso que he dicho que mis medios no servirían jamás a Luz del Día: mejor para mí, peor para ella -concluye Tartufo cínicamente.

Portada
Índice
Siguiente »
Biblioteca Oratlas